carrito

No hay productos en tu bolsa

Mostrando 0 Articulos
Mostrar todos
TotalS/. 0.00
proceder al pago

SER TU MEJOR AMIGA

¿Qué pasaría si empiezas a quererte tanto como a tu mejor amiga? Tu mejor amiga es como tu otra mitad. Por eso no le exiges, conoces cómo es, la aceptas y la quieres. Escuchas sus audios contándote sus problemas y aunque a veces duren eternos minutos, nunca le fallas, estás con ella en las buenas y en las malas. Es un pacto que respetas porque no la perderías por nada. Te alegras de sus triunfos y la apoyas en sus derrotas, siempre alentándola, porque verla feliz, te hace feliz. Tu mejor amiga no es perfecta y cuando comete errores, la aconsejas sin juzgarla para ayudarla. Ahora ¿Si trasladas esa forma de querer a tus mejores amigas hacia ti misma? ¿Te imaginas cuánto podría cambiar tu vida?

APRENDE A QUERERTE

TODAS tenemos una historia. Momentos que nos han llenado de alegría y dificultades, que nos han ayudado a crecer. Las malas experiencias, nos pueden haber dado mucha inseguridad, haciendo que las críticas nos causen vergüenza, y que los pensamientos negativos hacia nosotras mismas nos invadan. Nos dejamos de reconocer y empezamos a mirarnos bajo los lentes de nuestros defectos, convirtiéndonos en nuestras peores enemigas.

Terminar con tu novio, reprobar un examen, pelearte con tu familia, fallar en el trabajo, son situaciones que te pueden afectar muchísimo y hacerte sentir tan mal, que te tratas con desprecio. Pero ¿Sabes? Es el amor a nosotros mismos lo que genera que aprendamos de nuestras experiencias dolorosas y difíciles. Debemos entender que la vida está llena de retos, venceremos mil veces y caeremos otras mil. Lo importante es volver a levantarnos.

Ahora te pongo un reto: aprende a quererte. El primer paso es perdonar tus defectos e inseguridades, mírate con cariño y descubre quién eres. Tómate un tiempo para ti, conversa contigo y escucha tus deseos más profundos.

Eres única, no hay dos como tú. Valora tus características, conoce de dónde vienes, aprecia tu historia por más dura que sea. Detente un rato y piensa en todo lo que haces durante el día desde que te levantas. ¿Cuántas veces te quejas de ti misma? ¿Cuántas veces reniegas de lo que te ha tocado vivir? Si lo haces mucho, empieza a detenerte antes de hacerlo, atacándote no lograrás nada. Si fallas piensa cómo mejorar para que no vuelva a pasar. ¡Siempre podemos mejorar!

Fuente: Ximena Maurial, psicóloga especializada en temas de autoestima.

Quererte es un proceso constante, aprende los pasos para conocerte y enamorarte de ti. ¡Nunca es tarde para empezar a vernos con otros ojos!

LEER MÀS
Cargando...